domingo, 11 de marzo de 2012

Extractos de día.

Fue hace dos días cuando mi madre me avisó de que un chico iba a venir a ponernos el vídeo comunitario en el que se encontraba la cadena local de mi pueblo donde actualmente estoy de prácticas.
Bien, cuando el chico llegó yo estaba con las piernas estiradas sobre el cordel que tiene mi madre atado a la mesa para secar la ropa que, por cierto, ¡qué bien huele recién lavada!
Yo estaba tirada en el sofá, para haceros una idea.

Mi madre es fan de "Amar en tiempos revueltos". A mí sinceramente me parece un dramón con poca sustancia pero ella se emboba con series así. Cada uno es como es.

En eso que estamos charlando, ya ella con su café, yo con el gustillo de poder bajarme mi gran serie, "Skins"...y oímos el "piiii" del portero seguido del comentario de mi madre "¡ya está aquí!"
Ella se agita, se pone nerviosa, le abre la puerta y yo sigo tal cual...
Entra el chico, yo no lo hago ni caso y mi madre empieza a preguntar que si lo conozco, típicos comentarios de madre cuando observa a dos jóvenes, entre ellos a su hija, al lado de alguien que puede tener su edad...¿Por qué necesariamente tengo que conocer a todo el mundo? Yo soy selectiva...

Mi madre empieza a rabiar algo, que si muévete, que si el chico no puede hacer el agujero en la pared para introducir el cable porque tú no te mueves, que si hay que mover el sofá...y así me fui al baño a maquillarme porque iba a salir un rato y mientras me maquillo oigo a mi madre que ya empieza con su discurso sobre mí...
"¿Tú eres de Loja? Ella también es de aquí. Está trabajando también en la misma televisión que tú, ¿sábes? ¿Nunca la viste?"
"No...nunca"

Y a mí se me ocurrió pensar que sí que me acordaba de su cara. Cuando fui a trabajar el primer día pasaron todos esos chicos delante de mí. Estaban tan preocupados por visitar a clientes que no se percataron de mi figura. Yo sería una especie de cero a la izquierda allí, pero yo me di cuenta de su presencia y los memoricé.

Mi madre criticó la programación de televisión y el chico dijo que se trataba solo de grabar aquellos eventos importantes para el ayuntamiento. Yo ya hice mi crítica de televisión pero en mi pueblo no valoran nada, tienen un gusto cutre, por tanto la idea es hacer una televisión que les de lo único que tienen capacidad para pedir...El chico trató de explicarle eso y mi madre no paraba de protestar.

Luego mi madre le preguntó que cuántos años tenía y que yo odiaba mi pueblo y que no me gustaba estar aquí y entonces cuando me despedía oí un... "yo soy un amante del gimnasio, tengo veinticinco años y acabo de dejarlo con mi novia...Con la televisión no puedo ir al gimnasio..."

Luego oí un "me parece muy fuerte que el grupo liderado por tu hija no supiese aplicarle a la cámara el balance de blancos..."

Y yo entonces pensé..." y tú no sabes crear historias que es el principio del comienzo, ignorante" y con este pensamiento, me alejé pensando que sí que tenía que aprender toda la técnica del mundo pero que tenía más base de toda esa gente que empezaba a darme indicaciones, que al menos yo sabía crear y que aunque me advirtieran esa mañana que un guion no sirve para nada, sigo pensando que si no hay guion bueno, no hay calidad en nada de lo audiovisual, algo de lo que la gente se olvida con frecuencia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario