sábado, 18 de agosto de 2012

Incontrolable

Sería fácil consolarte si te dijese que todo lo que me cuentas es evitable, que las relaciones personales merecen la pena cuando no hay ningún tipo de problema entonces tú me vienes con el "no sé", "quizás", "puede"...y no sabes realmente el límite...pero tampoco es fácil que te diga que si te sientes mal todos los días debes olvidarte...
¿Por qué olvidarte? Si tienes que pasar tú por ese camino de tinieblas para luego despojarte de lo que te hace daño...
"¿Por qué no te vienes conmigo a Venecia y la olvidas?" y es que en el momento en que ambos sanábamos esas grietas psicológicas empezábamos a acercarnos en un viaje sin fin empapado de bosques neuróticos y emocionantes...
Entonces tú me dirías "te quiero" y yo te diría "me encantas"...


No hay comentarios:

Publicar un comentario