miércoles, 8 de agosto de 2012

Miedo

Miedo. Sí, ese ruido de fondo, el fresco de la noche, los horribles murciélagos volando amenazantes desde el exterior de mi ventana.

Agobio. Agobio porque el puto tiempo no pasa, agobio porque te necesito y no estás, agobio porque mi cama está llena de notas, agendas, teléfonos, bolígrafos...que no conllevan a nada. 

Incertidumbre. que como dice mi madre, "tanto estudiar para nada". 

Vergüenza...de estar desnuda en mi cama. Es inmoral estar desnuda en casa. Aún no aceptaron la liberación del cuerpo y el naturismo. 

Insomio. Tengo sueño pero me oprimen todos estos aparatos sobre mí...No puedo dormir...y el saber que no sé cómo empezar mi maleta, las ordenes paternales, los quejidos, excusas, impedimentos para mi desarrollo personal...

Odio...hacia el verano que me parece terrible e inservible. Odio los tiempos muertos.

Futuro...porque para mí él y tú sois lo único cierto.

Amor...El que tú me has dado, desde la primera mirada furtiva hasta el encuentro de mañana.

Ganas...simplemente de verte, de recordar el pasado, tenderse al presente y soñar el futuro. 
Solamente, vivir el futuro, pasar el presente, retomar el pasado...

Miedo...Del murciélago de frente, del despertar de mi madre, de que los días pasen lentos, de las desgracias y las noticias, del mundo, de todo menos de ti...
Miedo, de todo...menos de ti.






No hay comentarios:

Publicar un comentario